Peugeot 208 y Hyundai Tucson, resultados bajos en prueba de seguridad

El Programa de Evaluación de Vehículos Nuevos para América Latina y el Caribe, Latin Ncap, presentó los resultados de dos nuevas pruebas realizadas al comportamiento de seguridad de dos modelos que se ofrecen en la región.

En la prueba realizada al modelo Peugeot 208, la calificación otorgada por la evaluación fue de 2 estrellas ya que se bien presenta comportamientos satisfactorios en algunas evaluaciones, en otras no pasa los estándares del protocolo de la organización global.

Sobre el particular Latin NCAP señala que la evaluación en impacto frontal, latigazo cervical (whiplash), protección a peatones, ESC, test del alce (moose test) y Sistema de Asistencia a la Velocidad (SAS) fue aceptable. Sin embargo la estructura del habitáculo y la del área de los pies fue considerada como inestable. La falta de bolsas de aire laterales estándar para la cabeza limitó la puntuación del vehículo. 

En protección infantil su resultado no cumplió con los parámetros de la entidad evaluadora por la falta del switch de desconexión de la bolsa de aire del acompañante y problemas con la geometría de los cinturones de seguridad y el asiento. Explicaron los voceros de Latin NCAP que durante la prueba el respaldo del asiento trasero se movió de su sitio. Al revisar el caso se encontró un problema de explicación al usuario sobre su fijación.

En una segunda prueba con este tema aclarado y resuelto el respaldo conservó su sitio y contribuyó a mejorar la puntuación. Aun así no alcanzó para superar las 2 estrellas.

Hyundai Tucson, sin estrellas

También se evaluó la versión anterior del SUV Hyundai Tucson, que no alcanzó ninguna estrella.

Aclara Latin NCAP que este modelo se adquirió en febrero de 2021, y se había informado que la generación más actual solo estaría disponible mucho después en el mercado latinoamericano. Sin embargo, la marca aceleró el proceso y presentó la nueva generación promediando el año y no fue alcanzado a evaluar. Pero, agrega la entidad, esta evaluación es válida porque aún en algunos mercados existen modelos 0 kilómetros o usados muy recientes para adquisición del público.

El Tucson fue evaluado en impacto frontal, impacto lateral, latigazo cervical (whiplash) y protección a peatones. El modelo mostró un buen desempeño en el impacto frontal y en el impacto lateral para la protección del ocupante adulto, sin embargo, la falta de bolsas de aire laterales de cabeza estándar limitó la puntuación del vehículo.

El test de latigazo cervical (whiplash) mostró protección buena. La estructura del habitáculo y del área de los pies fue considerada como estable. El desempeño de la seguridad infantil fue pobre porque el Tucson sorprendentemente tiene como estándar un cinturón de dos puntas en la posición del asiento trasero central y además, porque Hyundai se negó a recomendar los Sistemas de Retención Infantil (SRI) para las pruebas.

La protección para los peatones en general fue promedio, con protección pobre para la pierna superior y baja protección para la cabeza. El vehículo no tiene Frenado Autónomo de Emergencia para Usuarios Vulnerables de las Vías para compensar la protección a peatones descrita anteriormente, mitigar o eventualmente prevenir el contacto con peatones. De Sistemas de Asistencia a la Seguridad, solo obtuvo puntos por el Sistema de Aviso de Cinturón de Seguridad (SBR). El vehículo no ofrece ESC estándar ni otras tecnologías relevantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.