Global NCAP evidencia como se aplican criterios de seguridad diferentes en los autos

Global NCAP realizó prueba choque auto a auto para demostrar las diferencias de criterio en la seguridad automotriz entre diferentes regiones

La seguridad en los autos pasa, en muchos casos, por cambios en las regulaciones de los países que busquen adoptar las mejores prácticas.

La organización Global NCAP desarrollo en días recientes una prueba de choque de auto a auto con el objetivo de mostrar como los diferentes estándares de seguridad entre países pueden generar también que las marcas presenten autos con diferentes niveles de seguridad de acuerdo con su mercado.

Es así como Global NCAP sometió a una prueba de choque auto a auto a los modelos Hyundai Accent, producido en México para el mercado de Estados Unidos; y del Hyundai Grand i10 fabricado en India y que está dirigido a los mercados mexicano y otros países de Latinoamérica.

De acuerdo con lo explicado por Global NCAP, el Hyundai Accent producido en México para el mercado de Estados Unidos es ofrecido con 6 bolsas de aire y Control Electrónico de Estabilidad (ESC) como equipamiento estándar. Por su parte el modelo i10 producido en India para el mercado mexicano y otros países de América Latina y el Caribe es ofrecido sólo con dos bolsas de aire y sin ESC.

De los resultados de esta prueba de choque auto a auto, la organización que vela por la seguridad automotriz señala que la protección ofrecida por el Accent a su conductor durante la prueba de choque fue buena y el modelo mostró estructura estable. Por el contrrio ell Grand i10 mostró estructura inestable y protección pobre para el conductor, con probabilidad alta de lesiones de riesgo de vida. El Hyundai vendido en México hubiese obtenido una calificación de cero estrellas en las pruebas de Latin NCAP, sostienen los voceros de esta organización privada que vela por el desarrollo de políticas asociadas a mayores niveles de seguridad en los autos que ruedan en la región.

Esta prueba es un llamado de atención para los consumidores, reguladores y fabricantes de vehículos. Todos los consumidores, sin importar en dónde vivan, tienen el derecho a recibir el mismo nivel de seguridad en sus vehículos. La brecha de seguridad transfronteriza ya no debería existir. Hacemos un llamado a los fabricantes para que detengan las estrategias del doble estándar en el mundo.

Alejandro Furas, Secretario General Latin NCAP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.