El BMW XM será el más potente de la marca y con un diseño radical

BMW no se paró en detalles para develar su más reciente vehículo concepto y generar revuelo con el que será el segundo auto de origen M en el grupo y sin versiones en la gama convencional. Y, además, híbrido.

Eso sí es un SUV.  Se trata del BMW XM y representa un golpe a la mesa de la marca bávara en elementos como el diseño y especialmente sus prestaciones. Este modelo cuando entre a producción, a finales del próximo año, ofrecerá una potencia combinada de su motor V8 con el motor híbrido de 700 caballos y su torque se elevará a los 1000 Nm. Sería el BMW más potente hasta el momento desarrollado por la marca.

El diseño de este modelo concepto y del que señalan no se aleja mucho de lo que será el resultado final en vitrinas, es rompedor en cuanto a formas La parrilla de doble riñón alta de gran dimensión, en este caso no tan estrecha como se había visto en recientes modelos de la marca, con un fondo negro brillante y las características lamas dobles de los modelos M es una de las firmas que caracterizará al BMW MX.

También serán una marca de este modelo y de futuros desarrollos de la automotriz la nueva firma lumínica  con los faros que se han dividido en dos módulos separados, una nueva característica de diseño que crea un llamativo aspecto visual especialmente con la estilizada silueta que forma  la luz de conducción diurna.

Proporciones y trazos marcados y musculosos  que dan cabida a una figura limpia y dinámica, con su techo en caída y su cintura ascendente que se va estrechando en tanto llega a la saga. El diseño de la parte trasera también acentúa el dibujo musculoso del vehículo, y el BMW Concept XM tiene una figura baja y deportiva desde este ángulo. La luneta trasera se integra a la perfección en la zaga. La nueva interpretación del diseño también se aprecia en el logotipo de BMW, que está grabado con láser en la luneta por debajo de cada uno de los dos travesaños del techo. Se trata de un homenaje estilístico al BMW M1, el único modelo desarrollado de forma independiente por BMW M GmbH hasta la fecha.

Más abajo, en la parte trasera, los pasos de rueda ensanchados dan forma a la poderosa imagen del coche en la carretera. Los faros traseros, extremadamente finos y en forma de L, se extienden por casi todo el ancho de la parte trasera para pronunciar aún más este efecto. Las propias luces tienen un aspecto oscurecido cuando no están encendidas, dando paso a un tono rojizo y uniforme cuando se encienden. El protagonismo en el faldón trasero es para los característicos tubos de escape dobles de los modelos de BMW M.

Adentro un ambiente deportivo y de alto lujo con materiales nobles y una gran pantalla curved display que integra el tablero de instrumentos y el sistema de infoentretenimiento son protagonistas al interior del modelo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.