Vehículos seguros, el propósito de Colombia

Colombia quiere ser el primer país de Latinoamérica en adoptar los lineamiento y directrices de las Naciones Unidas para obligar a tener vehículos más seguros rodando por sus calles.

El Ministerio de Transporte y el Ministerio de Relaciones Exteriores radicaron ante el Congreso de la República un proyecto de ley que pretende la adhesión del Colombia al acuerdo de 1958 de las Naciones Unidas que establece lineamientos normativos, sistemas y componentes de vehículos con el objetivo de aumentar las exigencias de los estándares para lograr vehículos más seguros, tanto automóviles como en motocicletas.

De acuerdo con lo señalado por el Ministerio de Transporte, la adhesión al Acuerdo de 1958 de la ONU acerca de estándares vehiculares y homologaciones es el primer paso de Colombia para implementar los instrumentos jurídicos internacionales que recomienda la organización mundial de la salud por el nuevo decenio por la seguridad vial, el cual Colombia suscribió.

Además de este acuerdo, Colombia desea adherirse a otros instrumentos jurídicos, como los acuerdos o convenciones de Circulación vehicular (1968), señalización vial (1968), estándares vehiculares (1998), e inspecciones vehiculares (1997).

De aprobarse este proyecto, Colombia sería el primer país de América Latina y el Caribe en hacer parte de este acuerdo, lo cual permitirá contar con vehículos con los estándares de mayor reconocimiento internacional.

En Colombia hemos apropiado que la seguridad vial es una responsabilidad compartida entre todos los sectores: público, privado, academia y usuarios de la carretera. En ese sentido consideramos como un paso importante para frenar el fenómeno de la siniestralidad, la adhesión y la aplicación de los instrumentos jurídicos de las Naciones Unidas sobre seguridad de vehículos y carreteras, para implementar disposiciones y reglamentos de seguridad. Destacando que las tecnologías de seguridad de los vehículos se encuentran entre las acciones más efectivas en esa senda.

Ángela María Orozco, ministra de Transporte de Colombia.

El procedimiento

El proceso de adhesión contiene cinco pasos para garantizar el escenario adecuado para la puesta en marcha.

El Ministerio de Transporte explica que, en el caso de Colombia se revisaron primero, las responsabilidades a nivel nacional, luego, como segundo paso se analizó detalladamente la aplicabilidad del Acuerdo en el contexto colombiano. En ese proceso vale la pena destacar que el Ministerio de Transporte, con el acompañamiento de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, vienen liderando el proceso, revisando el alcance, ventajas y efectos del mismo y su impacto en la comercialización de vehículos más seguros en el país.

Un vehículos Renault Duster es transportado vía área en la planta de ensamble de renault en Colombia. Colombia quiere tener vehículos más seguros

El Acuerdo tendrá un plazo para su entrada en vigor y, el secretario general de las Naciones Unidas notificará a todas las Partes Contratantes la fecha de entrada en vigor de esa adhesión. El cuarto y quinto paso consisten en la configuración del proceso de certificación y finalmente la aplicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.